Anaïs Darder
Anaïs Darder

Si algo dentro de ti te dice que quieres enfocar tu crianza de otra forma, si quieres dejar de estar siempre gritando, pero no sabes ni por dónde empezar… Estás en el lugar correcto.

¿Nunca has sentido que por querer hacer las cosas un poco diferentes te miran como si fueras extraterrestre? Quizás lo seas (y somos muchos 😉 ).

Aquí puedes encontrar información, recursos y herramientas para una Crianza Respetuosa, consciente y sin gritos. Basados en conceptos como la inteligencia emocional, la Disciplina Positiva, enseñar habilidades para la vida, educar en el respeto, la alimentación saludable o el apego.

Porque sabemos que juntos podemos construir adultos más felices, y disfrutar nuestra maternidad y paternidad por el camino, fortaleciendo los lazos y la conexión con nuestros peques al mismo tiempo que ponemos límites y les acompañamos.
Porque nadie debería criar en soledad, déjame caminar a tu lado en esta aventura increíble que es educar. No tienes que estar solo/a en esto.

Soy Consultora de crianza, Educadora de Familias en Disciplina Positiva certificada por la Positive Discipline Association de USA (PDA) y por la Asociación Disciplina Positiva España (ADPE), además de Cooperante Internacional por los Derechos Fundamentales de la Infancia. 

Mamá de Plutón con niños
Mamá de Plutón con niños

También soy una madre perfectamente imperfecta y me esfuerzo cada día por estar más cerca de ser la mamá que quiero ser. Acompaño a familias en la crianza, para ayudarles a encontrarse y a vivir la maternidad/paternidad de la forma más feliz posible.

Para concertar consultas online, podéis solicitar cita aquí

Cooperante Internacional por los Derechos de la Infancia, hermana mayor de 4, mamá, Consultora de Crianza y Educadora de Disciplina Positiva para Familias.

Gran parte de mi vida la he dedicado al voluntariado, a los 11 años ya formaba parte de Cruz Roja como voluntaria. En realidad, estudié Comercio Internacional, pero pronto despertaría la verdadera vocación de mi vida: luchar por los Derechos Fundamentales de los niños.

Dejando a un lado el voluntariado, me lancé a trabajar de forma profesional en Cooperación Internacional de Emergencias y Desarrollo, siendo mi principal cometido, la protección de los niños en la mayoría de las catástrofes de los últimos años, como el terremoto de Haití, el de Turquía, el tsunami de Tailandia o el terremoto de Perú. Rescatándolos de las calles, ofreciéndoles alimentación y apoyo psicológico en las circunstancias más adversas en las que un niño pueda verse. Tras esas emergencias, llevando a cabo proyectos de desarrollo sostenible y seguridad alimentaria para la infancia.


Puedo decir con orgullo que he gestionado desde su misma fundación dos Centros de Atención y Protección del menor (orfanatos).

El primero, en Andahuaylillas, Perú, en el que yo misma recogí a los niños de la calle, (en su mayoría niños maltratados, abandonados), y en el que estuve dos años conviviendo con ellos, ayudándoles a recuperar la confianza en los adultos y en sí mismos. Niños con pasados muy complicados, con traumas y con actitudes nada fáciles de gestionar en el plano emocional.


El segundo fue el Centro de Atención y Protección del Menor Suphawadi Center, en Chaiyaphum, norte de Tailandia, donde construimos un complejo para acoger a 200 niños rescatados de las mafias que trataban con niños tras quedarse huérfanos en el caos del Tsunami. Les ubicamos en familias de acogida y asumimos toda la responsabilidad diaria de alimentación, sanidad, escolarización, y el trabajo más difícil, la gestión de emociones.


Organizamos un envío de ayuda humanitaria de emergencia ante la situación dramática provocada por la guerra entre Rusia y Ucrania. Además de ropa , alimentos y medicinas, prestamos especial atención a las necesidades emocionales de los niños. Por eso , dentro del cargamento de emergencia siempre hay espacio para juguetes , que los niños reciben encantados


Teniendo muy claro mi enfoque y lo que hacía en mi vida y quería seguir haciendo, me certifiqué como Educadora de Disciplina Positiva por la PDA (Positive Discipline Association) de USA, y me enamoré de la Crianza Respetuosa, encontrando en ella una esperanza para lograr hacer de este mundo un lugar un poquito mejor, cuidando de los niños, sus derechos y su salud emocional.

¿Te unes a mí para hacer de este mundo un lugar mejor para nuestros niños?


Esperanzas Sin Fronteras es la ONG con la que realizo labores de ayuda humanitaria. Si quieres colaborar aquí te dejo el enlace a su página web.

Compártelo en tus redes :
error: El contenido de la página web está protegido